En el mercado de hoy es difícil conseguir nuevos clientes. En el sector de las telecomunicaciones, las compañías están más centradas en retener a sus actuales clientes y en ofrecer nuevos servicios para minimizar las bajas. Además, insisten en crear fidelización a la marca -en lugar de buscar la fidelización forzada que proporcionan los contratos- para incrementar los índices de penetración referenciada, gracias a las recomendaciones de familiares, amigos o conocidos.

En este mercado tan competitivo en el que el crecimiento de nuevos contratos se ha ralentizado y los beneficios por usuario están bajando, las empresas tienen dificultades para proporcionar la experiencia cliente adecuada para aumentar y retener a sus clientes actuales, manteniendo unos costes razonables. Por eso acuden a Teleperformance, para gestionar la relación con sus clientes, beneficiándose de nuestra presencia internacional y experiencia en esta industria.

El objetivo de Teleperformance es mejorar toda la experiencia cliente y el valor del ciclo de vida de los clientes de sus clientes. Su experiencia en todos los canales de atención al cliente, incluidos voz, web/chat, e-mail e IVR proporcionan una experiencia cliente fluida que además mejora la eficiencia operacional.

Teleperformance tiene la capacidad de gestionar grandes plantillas y geográficamente dispersas -onshore, offshore, nearshore, Homebase- con los conocimientos y los sistemas adecuados para apoyar fácilmente las promociones de marketing y las fluctuaciones estacionales de llamadas. Todo ello gracias a soluciones integradas que combinan IVR y agentes altamente cualificados, capaces de proporcionar servicios para todo el ciclo de vida del cliente: adquisición y atención al cliente, soporte técnico a todos los niveles, gestión de impagados y programas de fidelización y retención de clientes.


Imagem