La industria del juego continúa creciendo, moviéndose y transformándose, y se está convirtiendo cada vez más en una herramienta de generación de compromiso entre las marcas y sus clientes, los jugadores, más allá de tratarse de un simple producto de entretenimiento.

De hecho, las comunidades de jugadores están aumentando exponencialmente, creando experiencias interactivas entre millones de personas en todo el mundo.  Suelen estar patrocinadas por la misma marca del juego o de la consola y requieren que los jugadores proporcionen su información personal para su suscripción y pago. Con todos estos cambios, que incluyen seguridad, big data, procesos de pago, adquisición de usuarios… los juegos podrían ser realmente considerados más bien como un servicio.

Con el aumento del intercambio de datos de clientes a través de estos nuevos servicios, la mejora en la prevención de fraude y los procesos del servicio se hacen esenciales. Los servicios BPO y antifraude de Teleperformance, BPO Non-Interaction, aportan la máxima seguridad del mercado en la gestión de los procesos de back-office.

La solución BPO Non-Interaction de Teleperformance incluye la mejor tecnología, procesos de mejora continua, formación específica para el personal del servicio, integración de la plataforma de juegos…,  con el fin de aportar una solución de atención al cliente que optimiza la experiencia y la confianza de sus clientes en los sistemas de seguridad de su marca.

Teleperformance tiene una trayectoria sólida de crecimiento y gestión avanzada del engagement del cliente con algunas de las compañías de juegos más destacadas del mundo, a través de servicios multicanal de atención al cliente y el soporte técnico, tanto para empresas especializadas en el juego como de hardware.

La experiencia de Teleperformance en el engagement multicanal, su alcance global, la diversidad de su equipo humano y la experiencia en el sector posibilitan la capacidad de desarrollar programas personalizados para satisfacer cada una de las necesidades y expectativas de sus clientes, lo que revierte en una mayor lealtad hacia la marca y una experiencia inmejorable para el jugador.